Hoy 22 de marzo, se celebra el día mundial del agua, y conviene concienciar sobre un consumo responsable, de un bien escaso, y absolutamente necesario para la vida.

La Universidad de Salamanca, lleva a cabo unas jornadas dirigidas a escolares, en las que se quiere hacer ver, la necesidad de llevar a cabo prácticas sostenibles sobre este recurso hídrico.

Manuel García Roig, responsable del Centro de investigación y desarrollo tecnológico del agua de la USAL, asegura que hay que incidir sobre un consumo responsable, pero también hay que concienciar sobre las aguas residuales, que al final hay que devolver al medio ambiente.

Tan solo un 20% de las aguas residuales, son tratadas para devolverlas a los ríos, o para volver a ser utilizadas, algo que si no invertimos, podría provocar que cada vez exista más agua contaminada.

Alrededor de 1.800 millones de personas en todo el mundo, consumen agua contaminada, y se espera que en 2030, la demanda mundial de agua, crezca en un 50%, y alrededor del 70% de la población total en 2050, residirá en grandes núcleos de población, lo que conllevará una importante previsión en cuanto a infraestructuras.

En este sentido, el gerente de Aqualia en Salamanca, Francisco Javier Rodríguez, asegura que la capital ahora tan solo procesa el 50% de agua para consumo, de la capacidad total que es capaz de hacerlo.

En Salamanca, la calidad del agua que consumimos, es excepcional, asegura el gerente de Aqualia, quién además señala que pagamos un precio muy razonable por ella, siendo una de las ciudades en comparación con las localidades de más de 100.000 habitantes, que menos paga por el metro cúbico, en todo su ciclo.

Radio Online



LOWE CREATIiONS